¿Cómo Puede Realmente Lograrse El Orgasmo De Una Mujer?

Orgasmo de la Mujer

Así que estás en la cama, las cosas empezaron a calentarse entre ustedes dos, y de repente, ya estás teniendo relaciones. Tú esperas que ella tenga un orgasmo, pero esto no sucede.

Te preguntarás porqué, ya que anteriormente la situación funcionaba a la perfección entre ustedes. Sin lugar a dudas ambos se excitaban y la acción terminaba de mil maravillas.

El problema: la penetración vaginal no es suficiente para estimular a una mujer hasta el punto de tener un orgasmo.

Esta situación es alarmantemente común. En realidad, solo una de cada cuatro mujeres logra llegar a un orgasmo total y satisfactorio.

Esta es una situación que las mujeres conocemos muy bien, y yo te lo voy a explicar. Nosotras necesitamos estimulación clitoral, y la mayoría de los hombres van directamente a la penetración tan sólo minutos después de comenzar el juego estimulante.

Los hombres todavía tienen la creencia que el sexo consiste sólo en la penetración vaginal. Hay momentos cuando una mujer se siente avergonzada, pensando que algo en su cuerpo debe estar funcionando de manera incorrecta y por ese motivo no puede alcanzar el orgasmo mediante la penetración vaginal.

Conclusión: ella se siente incómoda por tener que fingir todo el acto, se siente frustrada porque su pareja desconoce la poca satisfacción que ella tuvo, y es demasiado tímida para expresar lo que está sucediendo.

“El problema no es que la mujer no tenga hambre de sexo”, afirma Nicole Daedone, autor de Sexo Pausado: El Arte y la Elaboración del Orgasmo Femenino (Slow Sex: The Art and Craft of the Female Orgasm). “El problema es que ella quiere y necesita un tipo diferente de sexo al que está disponible tradicionalmente en el menú.”

John Aiken, psicólogo especialista en relaciones y autor de Soltero por Accidente (Accidentally Single), está de acuerdo con el argumento anterior y lo completa diciendo que una de las principales causas del descontento sexual es que la mujer moderna se ha convertido en una persona mucho más experimentada, y no está dispuesta a aceptar técnicas sexuales aburridas por más tiempo.

“Es poco común que nos casemos con mujeres vírgenes, ¿no?” comenta. “Las mujeres tienen más liberación con el tema del sexo, quieren disfrutarlo, y así explorar ese lado de sus vidas. No están dispuestas a estar insatisfechas con su vida sexual por más tiempo.”

Todas nosotras hemos pasado por eso: vamos en el camino hacia el orgasmo, pero de alguna manera terminamos perdiendo esa estimulante sensación.

Cada vez que una mujer detiene su paso para llegar a un orgasmo, hay dos posibles responsables.

Uno es el mental: dejamos que todo tipo de pensamientos se atraviesen en el camino y por lo tanto, perdemos la concentración. El otro es el físico: el hombre en realidad no sabe qué hacer, lo que significa que cambia mucho de posiciones, tiene un ritmo muy rápido, o no hace lo suficiente para asegurar que su mujer se excite adecuadamente.

Por supuesto no es divertido cuando esto sucede, ya sea para cualquier de los dos, pero deberías saber que no es poco común, ya que le sucede a la mayoría de las parejas en algún momento.

Por suerte, este también es un problema que tiene solución. ¡Uf!

Te recomiendo que la próxima vez que estés en la cama con tu mujer, no dejes que se salga peligrosamente del camino hacia el orgasmo, utiliza estos consejos para hacerla regresar, y de esta manera ambos lleguen juntos al delicioso final.

Leave a Reply